Home 
M Cole 
Propuesta 
Compartir 
Comunicados 
Contacto 
Comunidad 

 

 

 

Bárbara Micarelli

Fundadora de las Hnas Franciscanas misioneras del Niño Jesús.

      Una mujer fuerte y valiente en la fe que, empujada por el "amor de Cristo" se ha dejado guiar por el Espíritu, plasmar por El como "criatura nueva" y hermosa, dejando en el mundo un reflejo de  la caridad de Dios.

      Bárbara Nace el 3 de diciembre de 1845, en Sulmona-Italia. Fue una mujer que se adelantó a su tiempo y vislumbró la necesidad de que las jóvenes de su época pudieran recibir una ecuación al mismo nivel de los hombres.

Desde muy joven ya percibía que la mujer, además de ser esposa, madre y ama de casa debía prepararse para cumplir otros roles que le permitieran cambios trascendentales en su época. Ella estaba convencida que "la ignorancia es la causa de los males morales", y se propone entonces educar a las hijas del pueblo sean pobres que ricas, instruyéndolas también en los principios cristianos. En el período histórico que pasa de la mitad del ochocientos a los inicios de este siglo, Italia vive un periodo de lentitud en el proceso socioeconómico coincidente con la decadencia del pastoreo y el surgir de una economía agrícola que también encuentra sus dificultades. Las condiciones inhumanas de existencia, de miseria, de ignorancia, de explotación bastante marcada, son causa también de la emigración a otros lugares.

En atmósfera de fuerte renovación espiritual y religiosa nace el Instituto de las Hnas Franciscanas Misioneras del Niño Jesús.

A los 20 años, Bárbara, cae gravemente enferma. Los médicos diagnostican que ya no puede hacerse nada por ella, la declara desahuciada, sólo deben esperar su muerte. Sus padres caracterizados por una fe inquebrantable, recurren a san José, ruegan por la salud de su hija, y pasados unos días Bárbara es curada milagrosamente. En ese encuentro con Cristo a través de su enfermedad, siente e intuye el rumbo que debe tomar su vida, y así lo expresa: "después de mi curación tuve la potente inspiración de lo que debía hacer: consagrarme al bien de los pobres y abandonados y ser madre espiritual de Hermanas que trabajasen conmigo en la Iglesia de Dios.

En 1870 después de la muerte de su madre, deja la casa paterna y se dedica plenamente a las actividades apostólicas: en las parroquias, en la asistencia a las niñas huérfanas, abandonadas y a los enfermos.

A los 27 años d edad, en la noche de Navidad de 1879 recibe el hábito franciscano, toma el nombre de Sor Maria Josefa del Niño Jesús y expresa: "el fin inmediato de esta congregación es el amor de Jesús en el prójimo y del prójimo en Jesús".

Bárbara era para las niñas todo amor, educaba con amor, corregía con amor. Rica de cualidades, abierta al bien, inteligente, amable, de visión amplia y futurista.

Hoy su obra  está extendida por varios países del mundo: Italia, Alemania, Perú, Bolivia, Argentina, Paraguay, África, Filipinas, Albania.

A Colombia llegan las Hermanas en 1964 a Girardota (Ant.), y a Medellín el 11 de agosto de 1968, donde al año siguiente funda el Colegio Bárbara Micarelli.

Nuestra presencia en diferentes actividades apostólicas es el modo concreto de manifestar la bondad y la misericordia de Dios, su ternura infinita y su amabilidad; es compartir los valores de nuestro carisma. En la sociedad de  nuestro tiempo, ahora más que nunca, marcada por el egoísmo, la violencia de la cultura del poseer y de la eficiencia, de la soledad y del sufrimiento, es nuestro trabajo promover en cada campo la cultura de la vida y el valor inviolable de la persona. En colaboración con los laicos nos sentimos implicados en un compromiso educativo y de solidaridad particularmente en los lugares donde la mujer, el pobre y el niño esperan que se construya una"nueva civilización del amor".

 

Oración Para La Glorificación De La Sirva De Dios Bárbara Micarelli Sor María Josefa  Del Niño Jesús

Fundadora de las hermanas franciscanas misioneras del niño Jesús

 

Trinidad santa, padre hijo y espíritu santo, concédeme la gracias (se pide la gracia que se desea), te lo pido por intercesión de tu sierva sor María Josefa del  niño Jesús, que tan generosamente recorrió el camino  de la caridad evangélica, a fin de que reconocida su santidad en la tierra, su nombre sea glorificado y el ejemplo de sus virtudes coopere a la edificación de tu reino de amor amen

Padre nuestro, ave María, gloria

 

 


Copyright (c) 2020 C B M. All rights reserved.

micarelli@epm.com